Spanish English Portuguese
Loading...

CAÑERÍAS , TUBOS DE VIDRIO y VISORES

El punto de tensión es la máxima temperatura a la que puede ser calentado el vidrio, sin introducir en él tensiones residuales permanentes. Sería el límite máximo de temperatura de uso; esto considerando que, a ese nivel de temperatura, se protege convenientemente al vidrio de los choques térmicos.
El punto de recocido es la temperatura a la cual las tensiones internas pueden ser rápidamente eliminadas. Los artículos de vidrio son recocidos a temperaturas vecinas a las de este punto.
El punto de ablandamiento es la temperatura a la que el vidrio comienza a deformarse bajo su propio peso en forma notoria.
El punto de trabajo es la temperatura a la cual el vidrio es suficientemente blando, como para ser moldeado por la mayoria de los procedimientos corrientes.
Todo vidrio calentado a una temperatura superior a su punto de tensión y luego enfriado rápidamente, adquiere tensiones que afectan la resistencia, y por lo tanto, su futuro rendimiento. Se puede reducir la incorporación de tensiones perjudiciales mediante un enfriamiento lento y uniforme. El choque térmico o cambio brusco de temperatura, principalmente del calor al frio, si es demasiado severo puede producir la rotura del artículo. No es posible establecer límites precisos, pues para cada caso existe una gran cantidad de variables: velocidad del cambio, espesor de pared y forma del artículo, distribución de la temperatura, etc.
Como un ejemplo de la alta resistencia de este vidrio, puede realizarse el siguiente ensayo: un tubo de 4 mm Ø ext. y 2,5 mm de pared, calentado a 250 °C y luego sumergido en agua fría, no debe romperse.

Resultados 1 - 18 de 18

Log in

create an account